Ingredientes

(6 porciones)

Masa

Galletas sabor vainilla 250 g (tipo vocación)

Margarina 80 g

Leche 30 cc

Relleno

Manzanas firmes 1000 g

Margarina 60 g

Azúcar 150 g

Cáscara de limón ½ u

Mermelada de durazno o damascos 80 g

Canela molida (1 cdita.)

Crumble

Harina 0000 80 g

Margarina 60 g

Azúcar 60 g

Paso 3: Dejar enfriar. Depositar sobre la tarta.

- Llevar la tarta a frío por 30 minutos antes de servir.

Paso a paso

Masa

Paso 1: Procesar las galletas con la margarina levemente fundida.

Paso 2: Añadir la leche y mezclar hasta lograr consistencia uniforme.

Paso 3: Colocar en molde o tartera, realizando presión con las manos sobre la preparación. Congelar.

 

Paso 4: Cocinar en horno a temperatura moderada (170 °C), por 5 minutos.

Paso 5: Agregar el relleno y cubrir con el crumble.

Enfriar antes de servir.

  • Tip 1: Puedes aromatizar la masa con ralladura de cítricos o esencias.
  • Tip 2: Para una masa más crujiente, añade 1 cda de azúcar impalpable al procesado de galletas.
  • Tip 3: Puedes remplazar la leche por jugo de naranjas o algún licor.
Relleno

Paso 1: Tras quitar la piel y las semillas de las manzanas, cortarlas en cubos.

Fundir la margarina en una cacerola.

Paso 2: Sobre la margarina fundida incorporar los cubos de manzana, el azúcar y la cáscara de limón. Cocinar hasta que la manzana quede transparente, pero sin que se rompa.

Paso 3: Retirar del fuego, añadir la mermelada y mezclar bien.

Una vez fría, añadir la canela en polvo y colocar sobre la masa previamente cocida.

  • Tip 1: Podrás remplazar las manzanas por peras firmes, duraznos o ciruelas.
  • Tip 2: Mientras se cocina, puedes añadir a la manzana especias tales como canela, anís estrellado, cardamomo, etc.
Crumble

Paso 1: Mezclar todos los ingredientes. Usando las palmas de las manos, mezclar y romper la margarina, hasta que la mezcla se vuelva arenosa.

Paso 2: Congelar el arenado. Cocinar por 10 minutos en horno moderado a fuerte 180 °C.

  • Tip 1: Luego de la cocción, puedes incorporar al crumble algunos frutos secos picados, maní, o coco rallado, para volverlo extra crujiente.